Conociendo La Virginia de Marbella... y su restaurante con encanto

Marbella es un lugar especial, sin ninguna duda el paraíso que los pioneros creyeron haber descubierto en ese pequeño puerto andaluz del que se enamoraron. Hoy día, es una ciudad  donde abundan todo tipo de restaurantes con encanto, de lujo y románticos,  algunos incluso con estrellas Michelin. Sin embargo, pocos establecimientos conservan aún el sabor de la época dorada  Marbellí, cuando la JetSet la aupó a primera linea mundial.

Uno de los restaurantes decanos de Marbella, además, está ubicado en un lugar recóndito, intimo,  romántico y de una relajante belleza. Este pintoresco rincón, a escasos minutos del bullicioso centro de Marbella, es el poblado andaluz La Virgina, una urbanización que acaba de cumplir su cincuentenario y que es uno de los atractivos turísticos, arquitectónicos  de la costa de Málaga

El pasado 27 de abril murió Donald Gray, el arquitecto que ideó y construyo La Virginia. Australiano de nacimiento y andaluz de adopción, Gray llegó a España en 1959, enamorándose rápidamente de sus lugares y de sus gentes. Desde entonces, no dejó de observar, analizar y dibujar sus paisajes y sus pueblos. De la mano de los mejores maestros artesanos se convirtió en el mayor experto en arquitectura andaluza levantando las mejores construcciones de Andalucia, la más conocida: la Urbanización La Virginia.

Por su labor ha recibido diversos galardones internacionales y con motivo del 50 Aniversario de la Virginia, el Ayuntamiento de Marbella  le rindio homenaje por su valiosa contribución al patrimonio histórico-artístico de la ciudad de Marbella.
La alcaldesa, Ángeles Muñoz, quiso expresar "su agradecimiento a Donald Gray por darle uno de sus rincones más hermosos y especiales y por ser uno de los grandes referentes de lo que debe ser la arquitectura moderna”.

 

Hoy día, el embriagador encanto del pequeño pueblo de empedradas y recónditas callejuelas, de apenas 68 viviendas, mantiene a La Virginia como el refugio de calma y belleza que idearon Donald y sus promotores.

1/6

Entre esas callejuelas andaluzas bellas y aromáticas, un restaurante mantiene el testigo de esos tiempos de esplendor pues fué fundado casi a la par de la inauguración de La Virginia. Su cocina, fusión mediterránea y belga, es conocida y apreciada por los asiduos a la noche de Marbella de todos los países europeos, árabes o asiáticos.


El restaurante La Virginia está situado en el corazón de esta única urbanización-pueblo,  escondido entre sus intrincadas callejuelas repletas de flores y embriagadores aromas.
Es un lugar acogedor, íntimo y de aforo reducido. Por ello, si desea disfrutar de una velada romántica en uno de los restaurantes más exclusivos y encantadores de Marbella es necesario hacer una reserva previa. Puede hacerla llamando al teléfono +34 717 71 62 62 o desde aquí (en este caso, le esperaremos con un obsequio de atención a su llegada al restaurante).

La Virginia cuida los detalles para que su noche sea inolvidable, empezando claro está, por la exquisita carta del Chef Delvaulx, la segunda generación de artistas cocineros de La Virginia. 

Magnífica cocina europea y un lugar idílico. El personal es inmejorable. Uno de los mejores restaurantes de la Costa del Sol sin duda. 
(Emigdio Lopez, Local Guide de Google Reviews)

campaña-catering-navidad.gif